Madre de 29 años se quitó la vida al borde del estrecho de Magallanes

El jefe de la Brigada de Homicidios de la PDI, José Luis Lillo, descartó la intervención de terceras personas en el hecho, indicando que en el sitio del suceso se encontraron botellas de bebidas alcohólicas y blíster de medicamentos.

4848

Fuente: La Prensa Austral

Un trágico y desconcertante suceso ocurrió durante la mañana de este sábado, cuando un ciclista que se transportaba por la acera oriente de Avenida Costanera, a la altura de calle Paraguaya, se percató que en el borde costero yacía el cuerpo sin vida de una joven de 29 años.

Inmediatamente, la persona que realizó el hallazgo se contactó con personal de la Armada a eso de las 11,20 horas, quienes se constituyeron en el lugar procediendo a cubrir el cadáver con una lona y a restringir el paso con cintas de plástico por el perímetro de dicha área.

Asimismo, fue informado de esta situación el fiscal de turno Felipe Aguirre, quien ordenó que se constituyera en el lugar la Brigada de Homicidios de la Policía de Investigaciones (PDI), equipo especializado que llegó luego de una hora y media desde el aviso de la autoridad marítima.

“Se encontró a una joven de 29 años tendida en la arena con diversos elementos que orientan a que se quitó la vida, ingiriendo medicamentos y alcohol. Nosotros como Brigada de Homicidios descartamos la participación de terceras personas en el hecho y obviamente lamentamos el suceso”, sostuvo José Luis Lillo, jefe de la brigada antes mencionada.

La víctima fatal fue identificada como Melisa Vera Torres, quien era madre de una pequeña de 9 años y se desempeñaba anteriormente como Técnico en Enfermería en el consultorio Mateo Bencur, sin embargo desde hace algunos años fue diagnosticada con una depresión endógena.

En el sitio del suceso se encontraron cercanos al cuerpo botellas de alcohol, cajas y blíster de medicamentos, los que -según indicó Lillo- tienen ciertas características entendiendo que “esta joven es técnico paramédico, por lo tanto conocía los efectos de los fármacos que consumió”.

“Conversando con la familia, nos dijeron que ella estaba pasando por un proceso depresivo hace bastante tiempo, por lo tanto no era primera vez que intentaba quitarse la vida”, complementó.

Bajo este contexto, no se pudo precisar efectivamente la data de muerte de la mujer debido a la complejidad de los fenómenos cadavéricos considerando el tipo de medicinas que ingirió. “Presumimos que pudiera tener una data de alrededor de unas nueve a doce horas”, puntualizó Lillo.

Según datos preliminares, la familia le perdió contacto el viernes por la tarde, momento en que salió desde su hogar sin poderle ubicar durante la noche. No obstante, tampoco existía denuncia alguna por presunta desgracia en este caso.

Comenta aquí que te parecio la noticia

Este es un espacio de conversación y debate, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.