image_pdfVer en PDF:

La estrechez de corazón es probablemente la puerta que se  abre para dar paso a la incapacidad reflexiva en pro de la colectividad, del bienestar ciudadano. Es la puerta que se abre para subestimar a la ciudadanía oprimiéndola, explotándola, castigándola por habitar. Si ustedes creen que somos ovejas, pues bien, les cuento que hace falta que sólo una tome un camino distinto para que todas la sigan y ya estamos  siguiendo, deconstruyendo y construyendo un camino distinto. Sebastián Piñera espera de la ciudadanía la esclavitud hacia un sistema de acumulación de riquezas, de explotación de recursos naturales, de vulneración de derechos fundamentales, de errónea interpretación de la democracia para justificar un actuar de dictadura, con miedo y con odio. Es Sebastián Piñera y su gobierno quien tiene miedo y odio, quien ve a los ciudadanos y ciudadanas  como empleados y por eso la revolución le significa guerra, porque Sebastián Piñera sólo dialoga   con los mudos entrampado en su monólogo, encerrado en un cuerpo nervioso  que lo traiciona, que lo ridiculiza. Es Sebastián Piñera quien debe hacerse cargo de la torpeza de su ministros empresarios que se mofaron de la ciudadanía. Es Sebastián Piñera  quien ahora solo busca provocar violencia, que en su estrechez de corazón cree que podemos ser manejados por ellos a través de esta  estrategia provocadora para enfrascarnos en la violencia y que nuestra revolución se convierta en su estandarte de salvación del país. Pero no, No tenemos Miedo, porque No tenemos odio, y ante tu violencia nos agrupamos y salimos en masa a la calle, no porque estemos en guerra, sino porque habitamos este país y cada uno de sus rincones y es nuestro deber defender nuestros derechos,  enseñarte también a ti el respeto, que la democracia se defiende y que este pueblo no aceptará otra dictadura, que este pueblo se cansóo de abusos, que este pueblo no está en guerra ni con el poder ni entre nosotros! No olvidemos que todas y todos habitamos, que no estamos en guerra entre nosotros, que la única manera  de seguir sin miedo y sin odio  es en democracia! Somos  millones  y la historia será contada y quienes aún lo dudan verán que la violencia ha sido provocada desde el poder, con sus saqueos, con sus infiltrados, con sus milicos en la calle, que deberían avergonzarse de la cobardía de apuntar a un desarmado! No dudemos, no nos ataquemos entre nosotros, ellos buscan dividir para gobernar, ellos crean el caos, pero de seguro ya lo sabemos y debemos resistir y luchar sin miedo, sin odio porque así es la democracia.

Por ACUE

Comenta aquí que te parecio la noticia

Este es un espacio de conversación y debate, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.