image_pdfVer en PDF:

por El Mostrador

Pasadas las 2 de la mañana, y después de largas horas de resistencia, la Constitución de 1980 perdió la batalla final, cuando el diálogo transversal de las fuerzas políticas de oficialismo y oposición –desde la UDI al Frente Amplio, a excepción del Partido Comunista– selló un histórico acuerdo político bautizado como “por la paz y la nueva Constitución”. Con el Gobierno monitoreando a la distancia, la derecha se abrió a un plebiscito de entrada programado para abril de 2020 y a la fórmula de la Asamblea Constituyente en la consulta del mecanismo (junto a la Convención Constituyente integrada por parlamentarios y delegados electos), dos conceptos que 24 horas antes parecían absolutamente fuera de la órbita de ese sector. A último minuto, la piedra de tope estuvo en el quorum, porque el oficialismo planteó que si la asamblea encargada de la Nueva Constitución no alcanzaba el consenso en ciertos capítulos, entonces prevalecería la versión consignada en la actual Carta Magna, vale decir, la Constitución de 1980. Pero ese resabio pinochetista también fue superado.

LEER ARTICULO COMPLETO AQUÍ

Constitución del 80 comienza a escribir su epitafio: Chile inicia histórico proceso político para un nuevo pacto social

Comenta aquí que te parecio la noticia

Este es un espacio de conversación y debate, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.