image_pdfVer en PDF:

Por J.S. Miranda Vios

Me cansé de  la clase política de Puerto Natales donde la derecha falsea información, la izquierda le corrige. Se inflan y desinflan egos y, finalmente, a espaldas del pueblo, se ponen de acuerdo. Me cansé de la hipocresía de la gente que en su gran mayoría no gana más de $400.000, pero creen que son parte de la elite porque tienen una tarjeta de crédito con cupo, a esa gente el poder le ha hecho creer que son parte del modelo “del milagro económico”.

Me cansé de  los dirigentes que miran para el lado cuando ven irregularidades, quizás porque nunca quedan mal con nadie.

Me cansé de los discursos vacíos, del inmovilismo que vivimos en estos días, a pesar de que nuestro país está pasando una de las crisis más importantes de su historia, siento que Puerto Natales está empantanado, aquí los medios de comunicación están al servicio de las autoridades de turno con un discurso oficial que hunde y aplasta, juegan un rol muy oscuro. Saben, me cansé en serio. Pero lo que más rescato de todo este proceso es la fuerza de la juventud y de las mujeres que se manifiestan en nuestro pueblo.

Quizás el futuro llegó hace rato y pasó al costado de nuestras vidas o quizás esto es la chispa de algo muy potente. Hace años escuché a una persona decir: La gente cree que el American way of life es una lluvia de papel picado que cae constantemente sobre nuestras vidas, pero el tema es que ese papel picado no puede cubrir la basura que nos rodea.

Comenta aquí que te parecio la noticia

Este es un espacio de conversación y debate, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.