image_pdfVer en PDF:

Punta Arenas, 13 de diciembre del 2019. (Ecoceanos News)– La Corte Suprema acogió el recurso de queja del Consejo para la Transparencia (CPLT), por lo que el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) deberá entregar antecedentes sobre uso de pesticidas y presencia de dos enfermedades infecciosas por centro salmonicultor de dos compañías que operan en el sur-austral del país.

El dictamen de la Corte (Rol N° 17.310-2019) deja sin efecto la sentencia de la Corte de Apelaciones de Puerto Montt que permitía a los empresarios salmoneros mantener bajo secreto información de sus centros de cultivos.

«Se ratifica la decisión del CPLT sobre el amparo, obligando con ello a Sernapesca a entregar información sobre uso de fármacos y enfermedades que afectan a los salmónidos de los centros de producción de dos empresas en las regiones de Los Lagos, Los Ríos, Aysén y Magallanes por centro de cultivo», subrayó el escrito de los jueces.

SRS y Flavobacteriosis en Magallanes

La Corte de Apelaciones de Puerto Montt había acogido el recurso de ilegalidad presentado por Salmones Multiexport S.A. y Multiexport Pacific Farms ante una solicitud de acceso a información sobre centros de salmónidos de ambas compañías alegando afectación de sus derechos económicos o comerciales.

Las empresas salmoneras, en cuya propiedad participa la transnacional Nissui, decidieron llevar el caso a tribunales con el objetivo de mantener bajo reserva información de ciertos períodos sobre uso de pesticidas –deltramina y/o cipermetrina- en centros de cultivo de Los Lagos, Aysén y Los Ríos, y los listados de pisciculturas o centros de producción que reportasen presencia de dos patologías que afectan a los peces en las mismas regiones más Magallanes. En específico, la solicitud apunta al conocimiento de antecedentes sobre la presencia de flavobacteriosis y de la septicemia rickettsial salmonídea (SRS) en cualquiera de las etapas de cultivo.

Esta información que está publicada, sin que se encuentre disponible en fuentes de libre acceso de forma desagregada, es decir, por centro de cultivo. La sentencia desecha la causal de reserva aludida , enfatizando que las reclamantes no rindieron prueba que permita establecer la afectación de sus derechos económicos o comerciales y que en la forma en que fue realizada la solicitud sigue siendo genérica», ahondaron desde la CSI.

Comenta aquí que te parecio la noticia

Este es un espacio de conversación y debate, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.