FOTO NOL
image_pdfVer en PDF:

Desde la defensa de la comerciante natalina Yerka Torres Ojeda la tónica parece ser en orden a  buscar el máximo posible de  contradicciones en los testigos y la víctima que han desfilado por el tribunal para desvirtuar que la agresión que sufrió Díaz en la madrugada del 3 de septiembre del año 2017, en el Pub «La Tribu», no se tipificaría como un delito motivado por el odio hacia la condición sexual de la víctima ni con las agravantes de la discriminación.

Es así que se ha visto a una imputada muy afectada al momento de subir al estrado, quebrándose un par de veces al momento de relatar su relación con amigos y trabajadores homosexuales, argumentando que nunca ha tenido problemas para relacionarse por tema de condición sexual.

Por otra parte, también ha causado impresión el detalle del informe pericial realizado por  el médico legista Magdiel Guerrero, el que fue acompañado por un registro donde se visualiza la naturaleza y magnitud de las lesiones sufridas por Díaz en su rostro en la violenta agresión.

De esta forma las partes intervinientes van a entrar al tercer día de juicio oral en el tribunal de Natales y a jugar sus últimas cartas para convencer a los magistrados en sus alegatos y posiciones.

El fiscal Cristián Muñoz está pidiendo para la imputada Yerka Torres Ojeda por el delito de lesiones graves gravísimas una pena 8 años de presidio mayor en su grado mínimo.  

Comenta aquí que te parecio la noticia

Este es un espacio de conversación y debate, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.